Cocas de Valldemossa


Hacía mucho tiempo que tenía esta receta pendiente. La copié en su dia de Marihellen, del foro Mundorecetas y luego las he visto en multitud de blogs, la verdad es que son deliciosas, yo no he probado las auténticas de Valldemossa pero en mi casa me han hecho la ola, jaja. A mi me recuerda mucho el sabor de las ensaimadas, es un bollo suave que se deshace en la boca, os lo recomiendo del todo.


Ingredientes:

100 gr. de manteca de cerdo
200 gr. de patata hervida
200 gr. de azúcar
3 huevos grandes
50 gr. de leche
25 gr. de levadura fresca
550 gr. de harina de fuerza
30 gr.de aceite de girasol

Preparación:
Cocer las patatas con piel y pelar. El peso de la patata debe ser después de cocida y pelada.

Tradicional
Poner en un cuenco grande la manteca de cerdo, el azúcar los huevos y la patata caliente hecha puré, mezclar bien con la batidora, agregar la levadura disuelta en la leche tibia y mezclar bien. Añadir la harina y amasar unos diez minutos. Cuando la masa no se pegue en las manos en exceso, añadir el aceite y amasar ligeramente sin que la masa lo absorba.

Thermomix
Poner en el vaso la manteca con la patata caliente, programar 20 segundos,  velocidad 3 ½  
Añadir el azúcar y los huevos, programar 20 segundos,  velocidad 4.
Añadir la leche y la levadura, programar 30 segundos velocidad 3 ½
Añadir la harina, programar 30 segundos, velocidad 7, y luego 3 minutos  velocidad  espiga.
Cuando esté a punto de acabar y sin parar la máquina, añadir el aceite poco a poco para que quede una fina capa de aceite por toda la masa y que no la absorba.

Poner la masa en un recipiente grande y taparla con papel film engrasado con aceite. Dejarla reposar hasta que doble su volumen.


El levado de esta masa es muy lento yo la dejé  toda la noche dentro de la nevera.
Sacarla de la nevera y volver a amasar. Dejar en reposo un par de horas para que leve otra vez.
Tras el segundo levado, untarse las manos con aceite e ir cogiendo porciones de masa  de unos 60 grs. Hacer bolas y colocarlas en una bandeja forrada con papel vegetal, separándolas bastante por que crecen mucho. Tapar la bandeja con film engrasado y volver a dejar levar un par de horas.
Una vez que hayan doblado su volumen meter la bandeja en el horno precalentado a 170º turbo calor abajo durante 10 minutos. No deben coger mucho color, si están demasiado cocidas no quedan tan suaves
Sacar del horno y poner las cocas sobre una rejilla. Dejar enfriar y espolvorear con azúcar glass.


Nota:

Solas están de vicio
Con chocolate caliente.... de muerte
Con helado... de infarto
Rellenas de Nutella... bufffff


Galletas conejo


Estas galletas las vi en el blog de Sandeea, La receta de la felicidad, y hasta hoy no he tenido ocasión de hacerlas. Volveré a repetirlas porque están buenísimas.
Os copio la receta tal cual la pone Sandeea con algún pequeño cambio que ni se nota 



Ingredientes

Para las galletas:
400 g de harina normal
125 g de azúcar glas
200 g de mantequilla fría, cortada en cuadraditos
1 huevo mediano
1 pizca de sal


Para el relleno:
150 g de chocolate negro para fundir
100 g de mantequilla
50 g de azúcar glass


Para la decoración:
Nubes chiquitinas, algodón de azúcar, lacasitos.... lo que se os ocurra




Preparación:

Preparamos las galletas mezclando todos los ingredientes con las manos, hasta formar una masa homogénea.Formamos una bola, que dividimos en dos partes. 
Estiramos cada una de las porciones entre dos láminas de papel de hornear con ayuda de un rodillo, hasta dejarlas muy finas, de 3 mm de espesor como máximo. 
Llevamos las láminas de masa de galleta al frigorífico durante un par de horas, o las dejamos en el congelador media hora (esto se hace para facilitar el proceso de cortado). Procedemos igual con la otra porción de masa. 
Sacamos las láminas (de una en una, para que no pierdan frío), cortamos con el cortador en forma de conejo, colocamos las galletas sobre una bandeja, y las volvemos a llevar al congelador al menos 15 minutos (ayudará a que las galletas no pierdan la forma durante el horneado). Repetimos con el resto de la masa. Los recortes de masa, podemos volverlos a amasar, y estirar con el procedimiento que hemos descrito anteriormente 
Precalentamos el horno a 170º C, y horneamos las galletas unos 15 minutos, hasta que estén ligeramente doradas por los bordes. Las sacamos del horno, y las depositamos sobre una rejilla para que se enfríen. Las galletas terminarán de endurecerse al enfriar. Deben estar completamente frías antes de rellenarlas de chocolate, pueden incluso prepararse varios días antes (Conservándolas en una caja metálica).





Seguimos preparando el relleno de chocolate. Para ello, en un cazo mediano, fundimos la mantequilla y el chocolate a fuego medio-bajo, removiendo sin cesar. Agregamos el azúcar, y removemos hasta obtener una crema lisa, sin grumos.

Introducimos la crema de chocolate en una manga pastelera y dejamos enfriar un poco, justo para que sea cómodo rellenar las galletas sin que se salga el chocolate. Cortamos ligeramente la punta de la manga, y rellenamos la mitad de las galletas. El agujero de la manga es mejor que sea pequeño, y para que el relleno quede perfecto, lo mejor es delinear primero cuidadosamente el borde de la galleta, y luego rellenar el interior. Colocamos otra galleta encima de cada galleta ya con crema de chocolate, y presionamos ligeramente para que se unan. Dejamos enfriar (puede hacerse a temperatura ambiente, o en el frigorífico).



Colocamos el rabito enganchándolo con un poco de chocolate fundido. Si hacemos el rabito con algodón de azúcar pegarlo en el ultimo momento ya que el algodón de azúcar se seca con rapidez a temperatura ambiente y pierde su esponjosidad.

Guardar las galletas en una lata cerrada herméticamente.