Ensaimadas




Ingredientes:
1/2 Kg de harina
50 g. de manteca de cerdo
75 g. de mantequilla
75 g. de azúcar
30 g. de levadura
3 Huevos
Leche
Sal

Preparación:

Se prepara la placa del horno untándola con aceite. En primer lugar preparamos una masa de levadura, como se explica a continuación: en una fuente se disponen los 150 g. de harina, se hace un hueco en el centro de la montaña de harina para verter la levadura disuelta en tres cucharadas de leche caliente. Se mezcla todo bien y se añade más leche hasta conseguir una masa bastante blanda. Una vez que tengamos hecha la masa, se hace una bola, se le hacen unos cortes en forma de cruz y se pasa a un plato, donde se tapa con un paño y se deja reposar en un lugar templado durante 25 minutos. A continuación, elaboramos una segunda masa, para la que utilizaremos el resto de harina. En el centro del volcán de harina se echan un pellizco de sal, la mantequilla, el azúcar y dos huevos. Se trabaja muy deprisa para lograr elasticidad en la masa. Después se añade otro huevo y un poco más de leche para ablandarla. Cuando esté lista la segunda pasta, se mezclan las dos preparaciones, amasándolas muy bien por espacio de 15 minutos hasta lograr una masa que quede como la goma. En ese punto, se pasa a una fuente espolvoreada de harina, y se tapa con un paño, dejándola reposar dos horas y media. Transcurrido este tiempo, se corta la masa en trozos pequeños, que se estiran con el rollo untado de aceite hasta dejarlos muy finos. Luego, se pintan con la manteca de cerdo derretida y casi fría y se doblan, repitiendo después la operación de estirarlos y pintarlos. A continuación, se enrollan como si fueran cigarros puros, estirándolos hasta dejarlos en una tira de 25 cm. Después, se envuelven en forma de espiral y se colocan sobre la placa preparada, separando las ensaimadas unas de otras ya que aumentan mucho al fermentar. A continuación se tapan, dejándolas reposar en un lugar templado durante dos horas o hasta que aumenten casi el doble. En este punto, se pulverizan con un poco de agua fria y se cuecen en el horno a temperatura fuerte por espacio de 12 minutos. Ya doradas, se sacan del horno y se expolvorean con azúcar glass.

Imprime esta receta